Por Leo Lettieri


            En el marco del Plan Jurisdiccional de la Provincia de Buenos Aires para un regreso seguro a las clases presenciales, el Gobierno bonaerense determinó que el ciclo lectivo 2021 inicie con tres tipos de presencialidad: Presencialidad Completa, Semipresencial o Combinada y Continuidad pedagógica no presencial. 

La Directora de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, Agustina Vila explicó que «el principio rector de la organización escolar en esta situación excepcional (pandemia) es el cumplimiento de las pautas obligatorias establecidas en este Plan, en particular el distanciamiento social«.

Es importante destacar que cada escuela definirá qué estrategia implementará a partir de sus características y de los recursos que dispone (infraestructura, servicios, personal docente y auxiliar).

La presencialidad completa estará dada por clases en las aulas de lunes a viernes, durante 4 horas, todas las semanas. Las escuelas que puedan aplicar esta forma de escolarización serán aquellas que puedan garantizar el distanciamiento de 1,5 metros entre los alumnos y alumnas en las aulas, o que cuenten con espacios comunes, complementarios, para el desarrollo de clases presenciales.

En tanto, la semipresencialidad alterna clases presenciales y actividades educativas virtuales, con los alumnos y alumnas desde el hogar. De acuerdo a un relevamiento realizado por la cartera educativa bonaerense, al cual tuvo acceso este medio, será la modalidad más aplicada en las escuelas de la Provincia de Buenos Aires, debido a que la infraestructura escolar y las dimensiones de las aulas no permiten cumplir con el principio rector de este regreso seguro a las clases presenciales que es el metro y medio de distancia.

Finalmente, la continuidad pedagógica no presencial. En el caso excepcional de las y los estudiantes que, por razones de salud pertenezcan a grupos de riesgo, convivan con personas que pertenecen a grupos de riesgo; residan en distritos en ASPO y estudien en distritos en DISPO y pertenezcan a escuelas en las que, por decisión de las autoridades educativas y sanitarias jurisdiccionales, por un tiempo determinado no puedan habilitarse actividades presenciales, se garantizará la continuidad pedagógica no presencial acompañada.

Los directivos de cada establecimiento educativo deberán determinar el grado de presencialidad según las características de la escuela: cantidad de estudiantes, capacidad del espacio áulico donde se desarrollarán las clases presenciales, siempre teniendo como referencia el metro y media de distancia entre los alumnos y alumnas y dos metros con el o la docente.

En nuestro distrito, Monte, la gran mayoría de las escuelas implementarán el esquema de presencialidad alternada (una semana clases en las aulas y a la siguiente virtual desde el hogar). En tanto, las escuelas rurales, que cuentan con una matrícula de alumnos y alumnas reducida dictarán clases presenciales todos los días, con una jornada máxima de 4 horas.

El regreso a la presencialidad significará un gran desafío para los docentes, auxiliares, directivos de las escuelas y colegios de Monte (y de toda la Provincia de Buenos Aires) ya que el protocolo a cumplir es muy estricto: desde el ingreso al establecimiento educativo hasta su retiro hay medidas de higiene y seguridad que deben implementarse. No obstante ello, también significará un gran desafío para las familias que deberán comprometerse con el cuidado, control y cumplimiento de las medidas de prevención para evitar que sus hijo e hijas se contagien de coronavirus y se propague el virus en las aulas.

Compartir

COMENTARIOS